jueves, 27 de julio de 2017

La escritora Marta Muñiz Rueda me entrevista en la revista "Horizontum" de México con motivo de la publicación de mi último libro.

"Carismático, amable, sensible, simpático y conmovedor, ha sabido romper clichés y resultar un autor cercano al público. Justo Sotelo se acerca a sus lectores en las redes sociales, en un parque, en la Universidad, en un café. Es un escritor que busca y disfruta la cercanía, la celebra —como haría Hemingway—, porque para él la propia vida es una fiesta..." 

Después de leer lo que Marta ha dicho de mí en esta revista de la que es corresponsal en Europa, lo único que me queda es largarme por el borde de la página y retirarme a una casita rodeada de montañas o un acantilado sobre el mar.

Marta y yo hablamos de más cosas, claro, sobre mis orígenes como escritor, la relación que existe entre los géneros literarios, el futuro de la novela, el papel de las redes sociales, el significado de Ulises y el viaje o si nos gusta que unas manos amorosas nos laven el pelo como en la película "Memorias de África".

Siempre es una delicia que te hagan preguntas inteligentes, sugestivas, cultas y juguetonas. 

Y llegar a otros países con tus libros.

http://www.horizontum.com/seguramente-escribir-no-sea-otra-cosa-que-salir-por-la-noche-en-duermevela-para-sonar-contigo-y-con-los-demas-entrevista-al-escritor-justo-sotelo/ 

miércoles, 26 de julio de 2017

"El artista es un puro deseo".

Dice Mara, uno de los personajes de mi novela "Vivir es ver pasar", en la página 35.

En la misma página, Fernando comenta que Melia, la protagonista de la novela, dice: "¿Por qué es pecado abandonarse al propio corazón? Es cuando uno ya no puede amar cuando debería llorar por sí mismo, por haber dejado extinguir el fuego sagrado".

Esta es la página 35 de esa novela, que se encuentra en Google, como la mayor parte de la novela:

https://books.google.es/books…

(Gracias a Yolanda Gonzalez Lopez por recordármela. La foto me la envió Rosa Emérita Martínez Manzanaro cuando estaba leyendo la novela este año).

martes, 25 de julio de 2017

"Du côté de chez Swann".

Estaba pensando sobre qué escribir esta mañana mientras me tomaba mi segundo café (ya con la magdalena de Proust entre las manos o en la memoria) cuando Salvador Pardo Escuté, un entusista lector barcelonés al que conocí por aquí hace unos meses, pone esta foto de mis cuentos al final del post de la última entrevista en la radio que me hicieron Johana Roldán y Vega Hernández.

Varios amigos me han pedido, también a través de Facebook, que les envíe el libro firmado (en concreto a cuatro continentes distintos). Y pienso en la bondad de las redes sociales, su enorme magnetismo y poder y en cómo está cambiando el papel del escritor en este siglo XXI o en cómo debería cambiar si dejáramos de lado tanto "elitismo" y pensáramos en la democratización del mundo.

A falta de té, mojo la magdalena en el café y de pronto me veo caminando por el camino de Swann. No es un retroceso involuntario hacia el pasado, sino una manera de dirigirme hacia el futuro, de intentar reinventar el lenguaje y la literatura.

lunes, 24 de julio de 2017

Murakami, Google y yo.

Ayer me saltó una alerta de Google recordándome este artículo del profesor alicantino Manuel García Pérez sobre el ensayo que escribí a partir de la obra de Haruki Murakami.
 
El artículo es excelente, pero lo que resulta curioso es el comportamiento de Internet, que parece que no duerme nunca y me permite volver a leer cosas como estas:

"Ajustándose a una perspectiva semiótica, el trabajo del profesor Justo Sotelo revela las claves de lectura de esa literatura que Murakami construye desde la diversidad de discursos donde lo tribal se cruza con el pragmatismo de Occidente o donde la modernidad acababa fundiéndose con las supersticiones y lo mágico del sincretismo taoísta..."

http://www.mundiario.com/articulo/sociedad/ensayo-profesor-justo-sotelo-analiza-literatura-haruki-murakami/20141125231636024541.html

(Las fotos son con dos alumnas que se acercaron al Retiro a comprar el ensayo y con Javier Gil, el editor de Izana que lo publicó).
 

 

domingo, 23 de julio de 2017

Los artistas son intemporales, no cumplen años, aunque hoy el calendario diga otra cosa a Johana Roldán.

Lo que más me atrae de los artistas es la posibilidad de aprender de ellos. No solo me refiero a la técnica -algo esencial, sobre todo si la desconozco, como me ocurre con tantas cosas-, sino a esa particular manera que tienen de enfrentarse con el mundo y la posibilidad de ser testigo del momento mágico del nacimiento de su obra.

Lo que necesita cualquier escritor para inspirarse y seguir buscando el alma de las cosas es rodearse de magia.

Hay un antes y un después de tocar el Taj Majal con tus propias manos, dormir varias noches seguidas en el desierto, analizar intelectualmente "Las meninas", perderte una y otra vez en las páginas más sensuales de "Rayuela" y dejarte llevar por la marea del primer movimiento de la Novena Sinfonía de Mahler.

Es el "furor" platónico y también el aristotélico, su "poiesis". Es el paraíso perdido de Milton y el reencontrado de Dante.

Es el arte.

(Y no salir de una película de Woody Allen, como en una de las exposiciones de Johana del año pasado en Madrid, en compañía de Laura Mazapán, José Zurriaga y Silvia López, que es quien hizo la foto).

sábado, 22 de julio de 2017

El rayo verde.

Anoche vi el "rayo verde" sobre la ciudad.

Y sonreí.

En realidad la Historia y el Universo sonrieron por mí.

viernes, 21 de julio de 2017

Ayer leí por alguna parte que fue el día de la amistad.

En esta foto de hace un año, exactamente, estoy con mi amigo José Zurriaga tomando una cerveza en la plaza Santa Ana de Madrid. Le dije que si nos echábamos un baile, allí, en medio de la plaza, como en una de mis novelas, por ejemplo con "Goodby, Little Dream, Goodby", pero no quiso. En fin nadie es perfecto.

Va por la amistad.